xiaomi y el problema de la confidencialidad

Probablemente hayas oído hablar de este joven fabricante de smartphones. Una marca china que está arrasando en los mercados y que tiene previsto vender la nada desdeñable cifra de 100 millones de móviles en 2015. Su propuesta combina diseños atractivos, especificaciones potentes y un precio muy reducido. Una fórmula de éxito que ha atraído la atención sobre esta marca y que ha multiplicado sus ventas desde 2011. Pero cuidado. No es oro todo lo que reluce. Desde hace unos meses Xiaomi está en el punto de mira por enviar a China datos personales de los usuarios sin su consentimiento. ¿Estás en peligro?

 

Compartiendo tus datos sin permiso

La alarma surgió por primera vez en agosto. Un informe de la empresa de seguridad F-Secure puso el grito en el cielo. Uno de los móviles estrella de la compañía enviaba a servidores de China datos personales de los usuarios nada más se encendía el terminal. El número de teléfono, el IMEI del términal (el número que se usa para idenfiticar y desbloquear un equipo) o incluso la lista de contactos. Una polémica que sacudió las redes de inmediato. ¿Espía Xiaomi a los usuarios? ¿Estará el gobierno chino detrás de estas prácticas?

El vicepresidente de Xiaomi se apresuró a salir el paso pocas horas después con un comunicado en el que explicaba este tema. El envío de información formaba parte de un programa de mensajería similar a Hangouts o WhatsApp. El problema es que en ningún momento se le pide permiso al consumidor. Además de estas explicaciones, la empresa china se apresuró a lanzar una actualización para que sus usuarios pudieran decidir si utilizar este servicio de mensajería o no.

 Xiaomi y el problema de la confidencialidad

Vuelve la polémica

Tras este episodio, la polémica parecía enterrada. Pero nada más lejos de la realidad. Taiwán anunció en septiembre que estaba investigando las prácticas de Xiaomi por su propia cuenta, en busca de otros indicios de espionaje. No hay que olvidar el recelo y las tensas relaciones que existen entre esta isla y China. Sus investigaciones no quedaron en saco roto, ya que se descubrió que la compañía ejecutaba un antivirus en los smartphones sin conocimiento del usuario, y después enviaba la información recogida a servidores de China.

Así las cosas, uno de los últimos golpes que ha recibido la empresa por este tema viene de la India. Las fuerzas aéreas de este país (IAF) han dirigido una nota tanto a los militares como a sus familias para que no utilicen los móviles de Xiaomi, por considerarlos una amenaza de seguridad.

 

Buscando soluciones

Ante estos problemas, la compañía china ha decidido comenzar a utilizar centros de datos fuera de China. Precisamente, uno de ellos se alojará en India, como medida para mejorar su imagen en este país. Con todo, no parece que las ventas de Xiaomi se vayan a ver afectadas. La compañía china ha experimentado un crecimiento espectacular desde que lanzó en 2011 su primer smartphone. Para este año, espera llegar a vender 60 millones de terminales. Y la previsión para 2015 es todavía más optimista. 100 millones, lo que le convertiría en uno de los grandes nombres del panorama internacional. Pero… ¿Estamos a salvo de que roben nuestros datos personales? Desgraciadamente, la respuesta es no. Y no sólo por Xiaomi. Gigantes como Google o Facebook han sido el centro de varios escándalos por sus prácticas para recoger datos de los usuarios. Y el problema está lejos de solucionarse.

Si quieres estar al día de lo que sucede en el sector, recuerda que también puedes seguirnos en FacebookTwitter y Google+.

Xiaomi y el problema de la confidencialidad