El iPhone 6 Plus se dobla

Probablemente ya hayas oído hablar del famoso “Bendgate”. Un supuesto defecto en la construcción del iPhone 6 Plus que provoca que el terminal estrella de Apple se doble con excesiva facilidad. La alarma saltó cuando varios usuarios publicaron fotos y vídeos en los que enseñaban sus iPhone 6 Plus curvos… después de llevarlos durante horas en uno de los bolsillos del pantalón. Varios vídeos que circulan por la red parecían corroborar este problema, e incluso se han sucedido situaciones que un tanto surrealistas. Un par de adolescentes decidieron comprobar la resistencia del iPhone 6 Plus en directo y acudieron a una tienda de Apple para doblar los teléfonos. Grabaron todo el proceso (incluidas sus caras) y después subieron el vídeo a la red.

 

Resistencia real

Dejando al lado el atrevimiento (o la estupidez) de estos dos jóvenes, el “Bendgate” ha traído muchas dudas sobre la resistencia de uno de los teléfonos estrella del mercado. Apple se ha desmarcado de este problema al afirmar que el iPhone 6 es uno de los teléfonos más resistentes del panorama. La compañía apenas ha reconocido nueve casos en los que se ha producido un doblado de la pantalla, aunque si buceamos en la red los dispositivos afectados se cuentan por centenares. Y ese ya se convierte en un primer indicio de que el problema no es tan serio como lo que se intuía en un primer momento. Varios cientos de terminales dañados es un pequeño porcentaje si lo comparamos con el número de iPhone 6 Plus que ya se han vendido en el mercado (hablamos de millones de ventas).

Entonces, ¿por qué se dobla?

El iPhone 6 Plus utiliza en su carcasa un cuerpo de aluminio. Este tipo de material es muy apreciado por los consumidores por la sensación de estar ante un equipo premium que genera y por su robustez. El problema es que se trata de un compuesto bastante maleable, algo que facilita su construcción pero puede generar este tipo de problemas. Los anteriores iPhone tenían un cuerpo más pequeño y grueso, lo que dificultaba mucho que sufrieran un percance similar. Por poner un ejemplo, el iPhone 5s (el lanzamiento del año pasado) contaba con una pantalla de4 pulgadas y un grosor de7,6 milímetros. Con el iPhone 6 Plus, se sube la pantalla hasta las5,5 pulgadas y se reduce el grosor hasta los7,1 milímetros. Al someterlo a una presión constante, parecería lógico que este terminal termine por doblarse de forma más sencilla.

El iPhone 6 Plus se dobla 

Desmontando el Bendgate

Así las cosas, el iPhone 6 Plus no es el único terminal que sufre este tipo de “curvaturas accidentales”. Una prueba que puede considerarse como definitiva para conocer el alcance real de esta situación nos la ha proporcionado la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Esta organización decidió probar la resistencia de varios modelos incluyendo el iPhone 6, iPhone 6 Plus, el Samsung Galaxy Alpha, el LG G3, el Sony Xperia Z2, el Samsung Galaxy S5 o el Samsung Galaxy Note 3. Las conclusiones del estudio no dejan lugar a dudas. El iPhone 6 Plus muestra una resistencia similar a la de los terminales de otra marca. De hecho, el peor parado en estas pruebas fue el Sony Xperia Z2, que mostró un comportamiento bastante pobre en relación a otros modelos. Parece claro a estas alturas que la polémica del “Bendgate” es más un problema del modo en el que se construyen todos los smartphones que de un modelo en concreto. Y para terminar, un detalle para la reflexión. El móvil que mayor resistencia ofreció en las pruebas de la OCU fue el Samsung Galaxy Note 3. Y eso a pesar de las críticas que muchas veces se esgrimen contra el uso de plástico (frente al metal).

Si quieres estar al día de lo que sucede en el sector, recuerda que también puedes seguirnos en FacebookTwitter y Google+.

Enlace al vídeo de YouTube de las pruebas de la OCU