Chromecast: convierte tu tv en una smart tv

¿Todavía no has actualizado tu vieja tele a una Smart TV? No hay problema. Con Chromecast, podrás convertir tu televisor en un equipo inteligente capaz de reproducir los contenidos de un móvil o un tablet. Vídeos de YouTube, ventanas del navegador Chrome, películas de plataformas como Wuaki Google Play… Todo ello controlado a través del propio dispositivo móvil. Los únicos requisitos necesarios para usar esta llave son tener un puerto HDMI en el televisor y una conexión WiFi en casa. Una propuesta muy interesante que además se puede encontrar por 35 euros en el mercado.

 

La extensión de tu smartphone en el televisor

La puesta en marcha de Chromecast es muy sencilla. Este pequeño accesorio con el tamaño de una memoria USB se conecta al puerto HDMI del televisor. La energía del aparato le viene a través de un puerto USB de la propia tele (en caso de tenerlo) o bien a través de un cargador similar al que utiliza el móvil. Para configurar la llave hay que descargar la app dedicada en un smartphone o un tablet Android, en el iPad y en el iPhone. Tras detectar que está conectado a la tele, podremos introducir los datos de nuestra red WiFi y ya podremos comenzar a usarlo.

El primer paso para disfrutar de Chromecast es utilizar una aplicación compatible en nuestro dispositivo móvil. Dentro de la app veremos una opción para “Enviar pantalla” que conectará directamente con la tele. Eso sí, en todo momento controlamos lo que se está mostrando desde el smartphone, que se convierte en un mando improvisado. Chromecast también funciona con ordenadores que tengan instalado el navegador Chrome. En este caso, el uso que podemos dar a esta herramienta es enviar una de las pestañas del programa directamente a la tele. Por ejemplo, mientras vemos el último capítulo de una serie online.

 

Aplicaciones compatibles

Como decimos, el número de aplicaciones que funcionan con esta herramienta crece a cada poco, y ya existe un catálogobastanteextenso de apps compatibles. Una de las más importantes sin lugar a dudas es YouTube. El portal por excelencia para ver vídeos de todo tipo (incluso funciona ya como un videoclub) probablemente nos arrancará muchas horas pegados a la tele. Hablando de videoclub, existen varias apps que pueden copar perfectamente nuestras ansias de ver los últimos estrenos o las temporadas completas de nuestras series favoritas. Entre ellas encontramos Google Play o Wuaki.TV. Pero no queda aquí la cosa. También podemos ver los contenidos online de canales de nuestra tele como Antena 3, La Sexta o la Primera.

Pero si lo que queremos es dar un paso más en entretenimiento, Chromecast también es compatible con varios juegos. Quizás el ejemplo más divertido es Just Dance Now. Tras descargarlo en nuestro teléfono, se pasa a la tele a través de la llave de Google y después se juega siguiendo los movimientos de los bailarines (con el smartphone convertido en un mando improvisado). La gran virtud de este juego es que otros amigos podrán unirse y convertir nuestro salón en una sala de baile.

 

Un precio para todos los bolsillos

Una de las grandes bazas de Chromecast es su precio. Los apenas 35 euros que cuestan la llave harán que la tele de nuestra salón viva una segunda juventud, con numerosas apps por probar desde nuestro smartphone o tablet. ¿No es para pensárselo? 

 

Si quieres estar al día de lo que sucede en el sector, recuerda que también puedes seguirnos en FacebookTwitter y Google+