Coches del futuro

Hasta hace poco tiempo, los coches que funcionan solos era una utopía más propia de las películas de ciencia ficción. Pero aunque todavía nos cueste creerlo, tarde o temprano estos vehículos estarán aparcados a la puerta de nuestra casa. Uno de los grandes precursores de estos coches, Google, ya tiene circulando más de una decena de prototipos por las carreteras estadounidenses. Y Mercedes-Benz presentó a principios de año un prototipo capaz de convertirse en un espacio lúdico para divertirnos mientras el vehículo nos lleva automáticamente al trabajo. Incluso Apple podría estar preparando su propia tecnología, según los rumores que han surgido en los últimos meses.

 

El concepto de coche autónomo

La idea que hay tras estas tecnologías está clara. Crear coches que sean capaces de llevarnos a cualquier parte sin que tengamos que conducir. Una tecnología que haría que nuestros viajes fueran más cómodos, pero que sobre todo está pensada para salvar vidas. Y es que más de un millón de personas mueren cada año en accidentes de tráfico. La compañía que ha tomado la delantera en este campo es Google. La compañía del buscador tomó la decisión de desarrollar sus propios coches después de ver cómo los fabricantes se mostraban reticentes y no avanzaban lo suficiente en sus investigaciones.

Los Google Car utilizan los conocimientos que ha ido reuniendo la firma a través de plataformas como Google Maps. Desde hace muchos meses sus primeros vehículos autónomos transitan por las carreteras estadounidenses. Y hasta ahora sólo se han visto envueltos en doce accidentes después de más de un millón y medio de kilómetros de conducción autónoma, sin ningún herido y sin que los coches de Google tuvieran responsabilidad alguna (según la compañía, claro). Para cualquier tipo de incidencia, todavía cuentan con conductores humanos al volante. Pero en esencia, es la propia tecnología del coche la que es capaz de hacer frente a la experiencia de conducción a través de carreteras de distintas ciudades. Para ello, se utilizan diferentes sensores y cámaras además de un completo sistema de análisis para registrar hasta el último detalle.

 

Mercedes-Benz F 015 Luxury in Motion

Otra compañía que también está avanzando en el desarrollo de los coches autónomos es Mercedes-Benz. La firma enseñó en el CES de las Vegas de este año un prototipo denominado Mercedes-Benz F 015 Luxury in Motion que quiere mostrar su idea del coche del futuro. Un espacio amplio con sillas giratorias, pantallas táctiles en cada una de las puertas y un gran número de opciones para trabajar y entretenerse mientras el coche nos lleva hasta nuestro destino.

 

¿Apple, también?

Aunque todavía no es seguro, en los últimos meses han surgido muchos rumores y filtraciones sobre la posibilidad de que Apple desarrollara tecnología relacionada con los coches autónomos. En concreto, se especula con que la compañía estuviera interesada en crear su propio coche eléctrico capaz de funcionar de forma autónoma. Esta idea cobra fuerza por los últimos fichajes de la firma, como por ejemplo un veterano directivo de Fiat Chrysler que no ha dejado muchas pistas sobre su función concreta dentro de Apple en las redes sociales.

 

¿Para cuándo coches autónomos en el mercado?

Estamos todavía en los primeros pasos en este campo, pero no tan lejos como cabría  esperar. Google pretende que sus coches estén a la venta en el año 2020. No son tan optimistas desde Mercedes-Benz, ya que se habla de un tiempo de espera de una década. Y a pesar de que todavía hablamos de rumores, las informaciones apuntan a que Apple podría tener terminado su coche en 2020. Sin duda, un nuevo y apasionante mundo que ahora sí, da la impresión de que llegará a buen puerto. Y es que el empuje que tienen compañías como Google o Apple puede ser definitivo para llevar estos coches a la puerta de tu casa.