Sistemas de pago móvil

En pocos años, el término NFC se ha convertido en una palabra que suena mucho a la hora de comprar un móvil. Pero hasta ahora existen muchas dudas sobre la utilidad de esta tecnología. Aunque existen varios usos secundarios del NFC como imprimir desde el móvil al tocar una impresora o sincronizar la música del móvil con unos altavoces, su principal sentido es el de funcionar como una plataforma para llevar a cabo pagos con el móvil. Ya circulan por el mercado varias propuestas que han tenido diferentes acogidas, como Apple Pay, Samsung Pay, Google Wallet o Vodafone Wallet, y en los próximos meses se esperan más llegadas como la de Android Pay. Te contamos las principales claves de estas soluciones para llevar a cabo pagos a través del móvil.

 

Un vistazo a la tecnología NFC

NFC recoge las siglas de Near Field Communication. Se trata de una tecnología que comunica dos dispositivos a una distancia muy cercana (prácticamente se habla de tecnología de toque). En la comunicación de estos dispositivos se utiliza un protocolo que exige algún tipo de elemento de seguridad, como por ejemplo la introducción de un código pin. Tanto por la necesidad de una mayor cercanía como por el modo en el que se ha desarrollado la tecnología se considera que es mucho más segura que otra opción para este tipo de comunicaciones como es Bluetooth.

 

Apple Pay

El servicio de pagos a través del móvil de Apple ya funciona en un buen número de comercios estadounidenses y también se ha estrenado en el Reino Unido, pero todavía no tenemos fecha oficial para su desembarco en España. Esta plataforma funciona en los dispositivos iPhone 6 y iPhone 6 Plus (los primeros de la compañía que incluyen un chip NFC). A la hora de llevar a cabo los pagos se echa mano de la identificación a través de la huella dactilar que tienen integrado estos iPhone y de la aplicación Passbook para guardar los datos de nuestra tarjeta de crédito.

 

Google Wallet

La primera propuesta de Google para los pagos a través del móvil se ha quedado en agua de borrajas. Este servicio está disponible desde hace tiempo en muchos comercios de Estados Unidos pero su poco éxito ha provocado que la compañía del buscador no lo haya exportado a otros países. Una plataforma que seguramente desaparecerá cuando Google lleve al mercado su nueva herramienta Android Pay junto al sistema operativo Android M (el sucesor de Android 5 Lollipop).

 

Android Pay

Como decimos, la gran apuesta de Google para llevar el pago a través del móvil a un nuevo nivel. Una vez que hemos guardado los datos de nuestra tarjeta de crédito en el teléfono, basta con desbloquear el dispositivo y tocar el TPV compatible de un comercio que se haya adherido a Android Pay. El pago se realiza automáticamente y el usuario recibe una confirmación de la compra en el móvil. Además, para mantener la seguridad en cualquier momento se podrá bloquear de forma remota el teléfono con las soluciones de Google. El estreno de Android Pay se llevará a cabo en 700.000 establecimientos de Estados Unidos cuando debute Android M.

 

Samsung Pay

Otra de las plataformas que pueden tener mucho futuro es Samsung Pay. A diferencia de sus competidores, Samsung utiliza una tecnología que convierte a tu smartphone en un sustituto de la tarjeta a los “ojos” del terminal de pago. Eso sí, simulando la banda magnética de la tarjeta en vez de utilizar el sistema de PIN que han adoptado la mayor parte de las tarjetas para una mayor seguridad. Hablando de seguridad, Samsung ha desplegado esta plataforma en sus terminales Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge y se vale de su lector de huellas dactilares. De momento, está disponible sólo en Estados Unidos y Corea del Sur, y se espera que dé el salto a Europa antes de finales de año.

 

Vodafone Wallet

También las operadoras han querido dar sus propios pasos en este campo. Una de las que más ha avanzado es Vodafone, con su propuesta Wallet. En este caso, la propia app se convierte en una tarjeta de débito de prepago que tenemos que recargar con dinero. Funciona con todos los establecimientos que tengan un TPV “Contactless” y también nos permite realizar transferencias de forma directa a otros usuarios de Vodafone.